Retrato de José Martí

Hoy celebramos un gran acontecimiento que hizo historia: hace 166 años nació el prócer José Martí, en La Habana, Cuba, el 28 de enero de 1853.
Político republicano democrático, pensador, periodista, filósofo y poeta y Maestro Masón. Su vida fue una auténtica lucha a favor de la libertad en Cuba.

Martí, el Maestro Masón convencido y comprometido en colocar al ser humano como centro de la justicia en la República por la que ofreció su vida. El Q∴ H∴ José Martí escogió la estrella como camino para destruir el yugo español que aprisionaba a su patria. Las condiciones históricas facilitaron su adhesión a al Masonería, una sobresaliente faceta del Apóstol independentista que fraguó su obra y su accionar.

“La estrella de cinco puntas” significa la perfección del Maestro Masón: la fuerza, la belleza, la sabiduría, la virtud y la caridad. Es un símbolo que podemos encontrar con frecuencia en su obr. Martí fue masón y encarnó esas virtudes hasta las últimas consecuencias.

Los conocedores de la vida y obra de José Martí saben que este no se adhirió a religión alguna, sin embargo, no es difícil encontrar en sus escritos una apreciable impronta de la espiritualidad cristiana.

Un leño se cruzó con otro leño;
Un cadáver – Jesús- hundió la arcilla,
Y al resplandor espléndido de un sueño,
Cayó en tierra del mundo la rodilla.
¡Un siglo acaba, nace otra centuria,
Y el hombre de la cruz canta abrazado,
Y sobre el vil cadáver de la Injuria
El Universo adora arrodillado.

“Cuando al peso de la cruz
el hombre morir resuelve,
sale a hacer bien, lo hace y vuelve,
como de un baño de luz.”

Martí, a diferencia de otros libertadores de América no predica el odio al adversario, sino basa su campaña en pro de la independencia en la eliminación de los rencores, en el amor simbolizado en la rosa blanca de ese célebre y precioso poema que sin duda marca su profundo aprecio a los valores espirituales que promulga Masonería.

* * * * * * *

Cultivo una rosa blanca
en junio como en enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.

* * * * * * *

Versos sencillos- 1891.
Poema XXXIX

De allí que el poema pueda considerarse una exaltación de la amistad, del sentimiento fraternal que yace en las relaciones basadas en la sinceridad y la honestidad, así como también de la importancia de construir con las otras relaciones cimentadas en estos valores. Incluso ante aquellos que nos despierten mayores aprensiones.

En 1893 escribía a su amigo y colaborador José Dolores Poyo, también Maestro Masón:
“La raíz que está en nosotros, ya se verá luego en el fruto: la raíz crece debajo de la tierra; sin raíz no habrá fruto luego. Lo que hemos hecho, el espíritu de lo que hemos hecho, la religión de amor en que el alma cubana está fundiendo sus elementos de odio”.

Mucho podríamos hablar y citar del Apóstol de la Libertad. No es la idea, si no destacar su gloriosa obra, recordando su nacimiento. Obra que lo hace inmortal y que siempre tendremos que llevar en nuestro corazón como claro ejemplo de una vida llena de amor brindado a su Patria y al prójimo, viviendo, pensando y actuando bajo los parámetros que promulga la Augusta Institución, que es la Francmasonería. Los grandes hombres hacen grandes historias. Un fraternal abrazo para todos, en especial para los QQ∴ HH∴ cubanos.

*La imagen es la enorme estatua de Martí que está en las entrada del edificio de la Gran Logia de Cuba, junto a las escaleras.

Monumento a José Martí en cuba
Monumento a José Martí en cuba

R.´. H.´. Jorge Zeledon-Pacheco