Imagen: GW Masonic Memorial

Feliz cumpleaños Hermano George Washington, nacido en este día hace 288 años. (22 de febrero de 1732 / 14 de diciembre de 1799)

«Estoy convencido de que por medio de una justa aplicación de los principios en que está fundada la Masonería se pueden desarrollar la virtud individual y la prosperidad pública; me consideraré siempre feliz en poder promover los intereses de la Sociedad y ser considerado por sus miembros como un hermano digno de su estimación».
~ George Washington

El 4 de noviembre de 1752 Washington es iniciado como Aprendiz Masón en la Logia Fredericksburg, en Fredericksburg, Virginia y recibió el Sublime Grado de Maestro Masón el 4 de agosto de 1753 en esa misma Logia, a los 21 años de edad.

Los registros de esa Logia, que aún existen, presentan las siguientes anotaciones sobre el tema:

El 4 de noviembre de1752: “Esta tarde el Sr. George Washington fue iniciado como Aprendiz Masón, se acusó recibo de la cuota de entrada, que asciende a 2 libras y 3 chelines; Compañero Masón y Maestro Masón el 3 de marzo y 4 de agosto de1753.”

El 3 de marzo del año siguiente se registra que: «El Sr. George Washington» ha pasado a ser un Compañero y el 4 de agosto del mismo año, 1753, el registro de las tramitaciones de la noche establece que «Mr. George Washington», y otros cuyos nombres se mencionan, han sido elevados al Sublime Grado de Maestro Masón.

Curiosamente cada uno de los días en que Washington asistió a la Logia fue sábado, las fechas ya mencionadas caen en ese día, y fue el último en la Logia de Fredericksburg el sábado 4 de enero de 1755. El hermano Franklin Stearns, antiguo maestro de la Logia de Fredericksburg, dice que Washington pagó sus honorarios el 6 de noviembre de 1752 y que al no aparecer más honorarios en este sentido ha llegado a la conclusión de que se pagaron 23 libras por los tres grados.

A lo largo de su vida, George Washington mantuvo correspondencia constante con sus Hermanos y a menudo aceptó invitaciones para presentar eventos, cenas, sesiones de retratos y recibir publicaciones masónicas. Durante la Guerra de la Independencia, el general Washington asistió a celebraciones masónicas y celebraciones religiosas en diferentes estados. También apoyó logias masónicas que se formaron dentro de los regimientos del ejército. Incluso se convirtió en Venerable Maestro de Logia Alexandria No. 22 en Virginia en el año 1788.

Está claro que la masonería desempeñó un papel importante en la presidencia de Washington. George Washington fue juramentado e instituido, como como el Primer Presidente de los Estados Unidos, con una Biblia propiedad de la Logia St. John’s, dirigida por el Canciller y Gran Maestre de Nueva York, Robert R. Livingston.

George Washington fue un hombre inspirado por los ideales masónicos de moralidad e iluminación. Combinado con sus dones naturales de mando y liderazgo, engendró una gran nación y deja tras de sí un legado inmortal, tanto en el ámbito la sociedad estadounidense como en el masónico.

Sigue siendo un pilar firme de los Estados Unidos; un hombre que defendía la justicia, la libertad y la libertad. Fue la columna vertebral del país durante muchos años. Su conjunto de valores se cimentó en los de la masonería, por lo que no sorprende que hoy George Washington se destaque como una figura sobresaliente en la historia masónica.

En el

se anota como la masonería contribuyó a convertir a Washington en un líder mundial:

“Tal era el carácter de Washington, que desde casi el día en que asumió sus obligaciones masónicas hasta su muerte, se convirtió en el mismo hombre en privado que en público. Siguió siendo un «Masón justo y recto». El hermano Washington fue una «piedra viviente» que se convirtió en la piedra angular de la civilización estadounidense «.

George Washington falleció en 1799 a la edad de 67 años. Fue honrado con una ceremonia fúnebre masónica y enterrado con su delantal. En medio de la muerte de Washington, Martha Washington envió un mechón de cabello del presidente a la Gran Logia de Massachusetts. Se ha guardado en una urna hecha por Paul Revere desde el año 1800 y permanece en su colección hasta el día de hoy.

«Espero tener siempre suficiente firmeza y virtud para conservar lo que considero que es el más envidiable de todos los títulos: el carácter DE HOMBRE HONRADO». ~ George Washington

Jorge Zeledón-Pacheco

Imagen: GW Masonic Memorial
Imagen: GW Masonic Memorial